Vértice de Anayet (2559 m)

2º fin de semana del mes de enero de este año. La niebla nos acompañó desde les Borges Blanques hasta bien pasado Huesca. Que agobio!!!
Llegamos al párquing de Anayet muy tarde, cenamos un poco, echamos los asientos adelante y estendimos las esterillas. Perdón, no llevábamos esterillas, se nos habían olvidado. De todas formas dormimos muy cómodos. La noche muy fría y en el cielo creo que ya no cabían más estrellas, estaban todas!!!!!!!

En el aparcamiento había otro vehículo que también pasó la noche allí.
Teníamos muchas ganas de trastear con los crampones y el piolet nuevos por eso nos dirijimos a aquellas montañas. En ellas aún quedaba algo con lo que disfrutar.
Cruzamos la pista de esquí y fuimos en busca del barranco de Culibillas. Apenas había nieve pero sí mucho hielo.

Los infiernos al fondo nos acompañan.

Un blanco espectáculo nos recibe

Imponente el Middi nos saluda

Después de contemplar durante un buen rato tanta hermosura decidimos que había que continuar en busca de nuestro objetivo, allá, a la izquierda.

Habían huellas que marcaban diferentes accesos al collado pero elegimos una canal muy bonita junto a la mole Anayet (Pico)

La disfruté muchísimo sobretodo por las ganas que tenía de un escenario semejante.

Fue un trayecto corto y enseguida estuvimos arriba. Ya solo nos quedaban unos cuantos metros hasta la cima.

Magnífico Anayet (Pico) a mi espalda.

Últimos pasos hacia la cumbre

Es increíble todo lo que estoy contemplando desde aquí arriba. Estos ratitos son inolvidables.

Desgraciadamente llega un momento en el que se tiene que tomar la decisión de bajar de allí, hay que tener el valor de volver a la realidad. Regresar a casa.

Las sombras de la retirada

El fin de semana siguiente pensamos en volver por la zona y aprovechar las condiciones tan buenas que la nieve ofrecía. Tenía ganas de un 3000, pero eso…………. eso lo postearé otro día.

10 comentarios

  1. Conozco la zona y es realmente estupenda. Os han quedado unas fotos fantásticas.
    Nos dais envidia.
    Thx

  2. Hola

    He entrado en tu blog gracias al comentario que dejaste y me he quedado encantado.

    Hace días que llevo idea de subir a Anayet ya que sólo lo conozco en verano. Quizá me anime el próximo fin de semana viendo esas estupendas fotos.

    Con tu permiso, añado el link a tu blog desde mi página.

    Un saludo

    indurain05@hotmail.com

  3. Qué envidia me provocaste… nos tuvimos que arrimar a la zona de Culibillas a la semana siguiente…pero ya conoces la historia. A ver si pronto nos la cuentas.

  4. Menudas fotos!!que envidia, un recorrido esplendido

    UN abrazo

  5. Bienvenido de nuevo Nacho, me alegro que te haya gustado.

    Realmente es un lugar precioso, mágico, tengo que decir que desde que volví de allí tengo una sensación de vacio rara.
    Ayer ví fotos de gente por la misma zona y SENTÍ CELOS!!!!!!!!!

    Es la primera vez que en lugar de envidia, siento celos del que camina por ese lugar del que me he enamorado, es posible????

    Igual el que me lee piensa que estoy muy mal de lo mío pero es que nunca había tenido sentimientos similares por algo que no fuera una persona. Increíble.

  6. Muy chulas las fotos.Nosotros aun no hemos estrenado las raquetas…

  7. Vaya panorámicas, qué preciosidad y cuánto Pirineo me queda aún por conocer!!. Y yo con unos crampones y piolet sin estrenar… ¡aaaahhhh! :oD

  8. Yidelen, a nosotros nos pasa igual pero con las raquetas, aún no las hemos estrenado.

  9. Menudas fotos, en serio buenisimas de calidad y muy bien realizadas.

    En lugares tan espectaculares y magicos como esos todas las fotos resultas chulas.

    El recorrido muy interesante, sobre todo en invierno.

    Saludos.

  10. Preciosas las fotos…hay muchas realmente fantásticas…he leido algunos de los ‘caminos recorridos’ y tambien me han encantado…muy buen trabajo.

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *