ULIA

¿Quién quiere correr por la ciudad cuando puede hacerlo al borde del acantilado?

Donostia es una ciudad preciosa y salir de vez en cuando al trote por sus calles y parques no desmerece lo más mínimo, pero si uno tiene la oportunidad de irse de la urbe las sensaciones se multiplican por dos millones.

CAM00435

En Ulia existen muchos senderos por donde trotar.  Oir las gaviotas, el mar golpeando sobre las rocas,  sentir la brisa fresca y salada, notar como los pulmones se llenan de aire limpio con olor a bosque, hace que la motivación por salir a hacer deporte aumente de forma desmesurada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *