SAN MARKOS

   No se tarda ni 15 minutos en coche desde Donostia y el lugar es francamente precioso.  Con un desnivel medio de un 8% de subida y un 7% de bajada, los 4,90km de este recorrido hacen respirar bien hondo y se convierte en  un sube y baja muy entretenido. Desnivel de unos 170 metros y una pendiente máxima de aproximadamente un 24% que, de momento, tengo que hacer andando.  El resto, que puedo hacer trotando, es una verdadera maravilla para los sentidos.  Un entorno apartado de la civilización, de los ruidos, de los humos de los coches.
   Verde, verde y más verde.  Vacas, ovejas, caballos, potrillos (es primavera), perros que te ladran celosos de los caseríos de sus dueños, olor a hierba mojada.
   Volveremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *