Rogaine Añarbe 2015 – XXXVI Marcha de orientación de la FVM

18 de Octubre de 2015

Después de unas cuantas salidas de orientación y un curso de orientación deportiva que organizó el GOT (Gipuzkoako Orientazio Taldea) me dan ganas de participar individualmente en una de estas pruebas.  Me animo porque algo ya conozco esa zona y porque creo que el rogaine me puede resultar más sencillo, al poder elegir los controles por los que pasar, si alguna baliza se me atraganta, siempre puedo ir en busca de otra.  Se trata de reunir el mayor número de puntos posible (cada control tiene asignados un número de ellos) en las dos horas que dan como tiempo límite.  Hay que tener en cuenta que, superado ese tiempo, irán descontando puntuación conforme vayan pasando los minutos.  

Este rogaine cuenta con 30 balizas que suman un total de 164 puntos.

La marcha de orientación tiene tres niveles de dificultad, por lo que da muchas opciones para elegir y disfrutar:

Familiar.  4,5km, 12 balizas, desnivel 300m.  Balizas técnicamente sencillas.

Iniciación.  5,7km, 16 balizas, desnivel 425m.  Algunas balizas técnicas.

Avanzado.  7,5km, 19 balizas, desnivel 700m.  Recorrido técnico y físico.

Es la XXXVI Marcha de orientación de la FVM que organizará GOT.

rogaine añarbe 2015

Conforme se acerca el momento de salir quitar la risa tonta de la cara me resulta complicado.  Una mezcla de nervios y entusiasmo se apoderan de mí, quiero mantener la calma porque se lo que me pasa cuando estoy así:  me vuelvo sorda y empiezo a padecer déficit de atención severo.  Tratar de poner orden en mi cabeza es lo que me provoca ese estímulo tan gratificante al que no sabría con que comparar.

El aparcamiento y los organizadores están donde el restaurante Susperregi, la salida es algo más arriba, más o menos a un kilómetro, en el collado de Malbazar.  La meta será en el aparcamiento de Susperregi.

Una vez todos los participantes estamos en el collado escuchamos las instrucciones de participación.  Esta vez no nos dan tiempo para estudiar la estrategia que queremos seguir, en cuanto dan la salida nos abalanzamos a por los mapas.  Me detengo a mirar por donde empezar y que hacer, no creo ni que haya estado más de dos minutos, cuando levanto la cabeza allí, no hay nadie.  Estampida.  Salgo al trote, no quiero quedarme rezagada.  De entrada ya salgo mal, subo a una cota que no debería haber subido, lo he hecho sólo porque he visto a gente ir hacia esa dirección. Después, cuando todo ha terminado y miras el mapa con más calma, te preguntas porqué razón has hecho eso, si se veía perfectamente que la pista seguía por la izquierda hacia la primera baliza y que no hacía falta cansarse.  En fin.

20151018_105758

20151018_105802

20151018_105810

Cuanto más rato pasa más me centro en lo que estoy haciendo.  La sensación de estar yo sola es única, en otras ocasiones, al ir acompañada, no me esforzaba tanto, confiaba en mi compañero y tenía la tranquilidad de que no nos íbamos a perder y que íbamos a localizar bastantes controles.  A él se le da muy bien, yo soy más torpe.  Ahora me doy cuenta que el problema de perderse no es por ningún defecto congnitivo, sino de atención más que nada.  Tan sencillo como eso.

No pensé que me daría tiempo a subir hasta la cima de Urdaburu (599m), entre tanto ya he fichado en varios controles con el cachivache electrónico que llevamos en el dedo.  Voy pensando en si me dará tiempo o no de buscar alguno más sin llegar más tarde de la hora establecida, no quiero que me quiten puntos.  Decido alargarme algo más con la certeza de que el camino de vuelta, desde donde estoy, lo conozco y puedo correr hasta la meta sin perder tiempo.  Una vez allí me doy cuenta de que llevaba el reloj 10 minutos adelantado y que podía haber buscado un par de balizas más.  Pero bueno, estoy más que satisfecha con lo que he hecho ¡¡¡ yo sola !!!

59 puntos en 1:49h.  Pienso que no está nada mal para ser mi debut.  El no haber llegado la última me da subidón, el estímulo suficiente como para que ya esté pensando en hacer otra…. y pronto, ¡¡¡ por favor !!!!

20151018_114142

20151018_130548

20151018_130606

Creo que he descubierto una afición que me gusta mucho, mucho, mucho, mucho.  Me ha sorprendido la sensación que se tiene cuando uno obliga a su cerebro a prestar atención en un momento de estrés importante, son muchas emociones juntas y lidiar con ellas para que no te controlen es un sentimiento único.

Con mi sonrisa tonta, de oreja a oreja, nos vamos a casa a imaginar como será la siguiente prueba a la que me enfrente.

20151018_131834

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *