Riglos (Mallo Colorado)

Busco en mi pensamiento y cuento unos dos años atrás. Vestida de turista y observando con gran atención la ajetreada actividad que se producía en las paredes de aquellos impresionantes mallos.

No se cuanto tiempo pasaría allí mirando como escalaban, imaginando si yo sería capaz de hacer algo parecido. Era un pensamiento un tanto extraño, nunca antes había escalado, pero no infrecuente. Llevaba un tiempo sin ponerme barreras, simplemente me dedicaba a pensar: porqué no?

En poco tiempo he podido experimentar lo que es escalar en Riglos. Tres fines de semana dedicados, a subir por una roca increíble, a disfrutar de la mejor compañía del mundo, a saber que esa prominencia que tienes encima de tí se llama «panza» y que hay que subirla, a darme cuenta que no se escalar y que tengo mucho por aprender todavía.

Del primer fin de semana me llevaré un recuerdo excepcional e imborrable, el del Mallo Colorado. Que bonito es y que vistas desde allí!!! Dos vías para el sábado:

ANOREXIA, 140m (V) y también CARLA, 120m (V+)



Y dos vías más para el domingo:

ULTRAVOX, 120m (V+) y VÍCTOR GARCÍA 145m (6a)



Con la cuerda por arriba, pero mi primer 6a!!!! Diré que me costó muchísimo más ese V+ de Ultravox, aunque creo que después de haber pasado por el segundo, y el cuarto largo (del espolón Adamelo) con su última y también horrorosa panza, eso sí, nada comparable a la primera, supongo que igual ya no es para tanto. Este razonamiento no es para mí, sino para mi compañero de cordada quien muy amablemente y sin quejarse mucho me sacaba de los apuros tirando de mi. Sí, que ya no será para tanto, porque supongo que más que no tiró de mí en Adamelo dudo que pueda tirar en ninguna de las vías que hicimos en el Mallo Colorado. En breve, y de seguir así, deberá agradecerme la bonita musculatura que se le anda formando en los brazos.

Puedo decir, con la boca grande, que me fuí de allí con mi primer largo de primera, el último de Anorexia. Que sensación más bonita conservo de aquel momento!! Escalar en un lugar tan hermoso y en una roca tan extraña no es algo que olvide fácilmente.

Tenemos que volver otro fin de semana, queremos hacer el Pisón por el espolón Adamelo y sí, volveremos, pero una meteorología algo desafortunada nos aguará nuestro objetivo, al dejar solamente encaramarnos por los tres primeros largos del espolón. Muy duro, lo recuerdo muy duro y eso que mi sufrido compañero me tuvo contínuamente la cuerda tensa, bastante tensa, pero que muy tensa.





Me iré a casa con la inquietud de pensar que habrá que volver a subir por ahí si queremos conseguir la cima del Pisón, aunque supongo que si me he arrastrado por ahí una vez imagino que podré hacerlo una segunda.

Llegamos a Riglos el pasado sábado sobre las tres y media de la tarde. Esta vez empezaremos escalando en la Aguja Roja pero un aire muy molesto y muy frío nos hará emigrar en busca del Mallo Colorado y el cálido sol que aún lo arropa. Escalaremos una vía que aún nos falta: LOS KILOS OS SIENTAN MUY BIEN 125m (V). Intentaré hacer el tercer largo de primera pero me bajaré antes de la segunda chapa, no me gusta, tiene un paso raro o quizás es que estoy demasiado torpe. Me agobio y me bajo. Me quedará el consuelo de volver a repetir el largo de la otra vez. Sí, estoy torpona, no me cabe ninguna duda, esta vez me va a costar mucho trabajo subir pero lo haré, no pienso bajarme. Estoy muy dispersa, mi pensamiento no acompaña a la actividad que estoy realizando y eso no es muy conveniente que digamos.

De ahí nos iremos al refugio. Madrugaremos para empezar el Adamelo lo más pronto posible pero al llegar encontramos una cordada por delante. Tendremos que esperar mucho rato. El airecito que corre es helador, llevamos toda la ropa puesta. La cordada que nos precede está teniendo problemas en el segundo largo. Soy la última, detrás de mí hay un grupo de franceses con guía y dos niños de unos 12 años que también se disponen a escalar el espolón. Me he quedado congelada asegurando a mi compañero. Cuando me toca subir lo paso mal, no siento los dedos, están muy fríos y duelen. Cuando llego a la primera reunión la cordada que tenía problemas ha desistido, rapelan y se van. Mi moral cae en picado al observar como el guía francés que ha empezado a escalar justo detrás mio, silba una melodía mientras sube. Cómo lo hace? No, eso no será lo que acabe con mi, a esas alturas, escasísima autoestima, si el poco esfuerzo del hombre o lo rápido que me alcanzará la niña de 12 años que viene detrás de él. De ahí aprenderé que tengo que esforzarme más, mucho más.

Hemos perdido muchísimo tiempo así que el Pisón quedará pendiente para otro fin de semana más propicio. No podemos quejarnos mucho ya que el espolón lo habremos escalado, 200m (5c). Perdón, rectifico: No podemos quejarnos mucho ya que el espolón lo habrán escalado, yo he hecho lo que he podido y mi compañero más que yo, os lo puedo asegurar. Volveré a casa llena de moratones, golpes de todo tipo y magulladuras varias, parece que en lugar de escalar el espolón me he caído de el.

Lejos de enconjerme ante estas dificultades, me crezco. Me estimulan para ir mejorando y aprendiendo. No quiero dejarlo aquí, quiero aprender a escalar.

8 comentarios

  1. Subiste como una campeona… nadie aprendió a pasar panzas el primer día… Riglos es especial.

  2. ¡Riglos!
    Otro mundo.
    Las dos veces que he estado he vuelto maravillado.
    Tengo pendiente el Adamelo. Y tengo muchas ganas de hincarle el diente.

    ¡A seguir luchando! Y enhorabuena por lo ya conseguido.

    bss

  3. Me alegro de volver a leerte por aquí, ya se echaba de menos esa forma tan personal de contar las experiencias vividas y tu forma de ir superándote.

    Debe ser un lugar magnifico, una cuna de la escalada donde aprender y curtirse, enhorabuena.

    Saludos!

  4. jeje…mañana me voy para allá…de turista off road

    y a dar un vistazo a las Bardenas…

    salut
    joan

  5. bonito sitio.

    Tras hacer yo mi primer IV-, a ver si me aficiono a esto, pero nada como la adherencia…

  6. Hola JOanna,, tengo fotos de Riglos….yo de «guiri».

    salut
    joan

  7. Un beso Joana… no dejes de escalar… :-)))

  8. Joana… andés estás que no te leo…????? :-)))))))

    Besos.. espero que todo vaya bien… ( se te echa de menos )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *