PAULA Y EL PUIG DE GALLICANT (1009m)

   Paula es inquieta, soñadora, una activista del medio ambiente en potencia y aventurera.  Paula tiene 8 años y es una gran conversadora, cuida su lenguaje, le gusta mucho escribir y muestra gran interés por todo lo que la rodea, especialmente animales y naturaleza.
   Paula es mi sobrina, la mayor de tres que tengo, y no deja de sorprenderme el entusiamo que manifiesta ante todo, pese a su corta edad.
   Aprovechando unos cuantos días de vacaciones por mi tierra le sugerimos la posibilidad de poder hacer una excursión para ir a bañarnos al río y subir una montaña.  Es imposible no sonreír al ver su cara de entusiasmo e incredulidad al compartir con ella semejante idea.  ¿Hablas en serio?  es su respuesta.  Pues claro que hablo en serio, será la mía.
   Su alboroto es mayor cuando le digo que mejor aún si vamos a dormir la noche antes cerca de donde la ruta comienza, en la “furgo”.  Con todos los preparativos a punto, salimos los tres hacia la Mussara donde pasaremos la noche.  Una invitada de excepción nos acompañará en nuestra salida montañera.
Terminando de desayunar y recogerlo todo
Recolectando endrinas para hacer patxaran cuando volvamos a Euskadi
   Empezamos a andar temprano, es Agosto y mejor que nos coja el calor a la vuelta.  Desde el pueblo de Arbolí a 717m, seguimos las marcas del GR 7 y del PR-C88 (ruta del Carrasclet) y que Paula será la encargada de encontrar.  El camino está muy pisado, bastante bien señalizado y cómodo, iremos avanzando en suave ascenso hasta llegar al pueblo abandonado Gallicant a 860m.  Innumerables paradas a contemplar la gran cantidad de mariposas allí congregadas, hierbas y flores varias.  Paula anda muy atenta encontrando marcas e hitos.
Primeras marcas
Primeros hitos
Una vez allí salvaremos los 200m de desnivel que nos separan del Puig de Gallicant, la primera montaña de Paula.  Ya es una montañera, ya tiene su primera cima en el bolsillo.  Su hermana Clara, no ha podido venir con nosotros, todavía es demasiado pequeña y esa ruta se le habría atragantado, pero no nos hemos olvidado de ella.  Traemos con nosotros dos objetos que nos ha dado y que dejaremos enterrados allí mismo, con la promesa de que cuando tenga un poco más de edad podrá ir a buscarlos ella misma.
Puig de Gallicant 1009m
Pensando en Clara
Regresando a Gallicant
   Volvemos al despoblado de Gallicant y seguimos las marcas y los hitos que nos conducen hacia el fondo del valle en donde se encuentran los “gorgs”, pozas de agua fresquísima que en verano son una verdadera delicia, sobretodo teniendo en cuenta el calor que hace en esas latitudes.
   Después de un baño, un buen almuerzo y un merecido descanso retomamos el camino de vuelta a l’Arbolí.
El agua está helada
Preciosas pozas para aliviar el calor del verano
Los tres montañeros
Paula también toma sus fotos.  Le gustan las marcas.
Casi 10km, 500m de desnivel, una cima y un recuerdo precioso de un día que no olvidaré.  Sólo espero haber sembrado bien hondo la semilla del amor por la montaña.  Es extraordinaria la sensación vivida al poder compartir con una persona tan joven una pasión tan viva.
Gallicant

2 comentarios

  1. Qué bonita experiencia en familia, esa peque va a comerse el mundo 😉

    Quería agradecerte tu comentario en mi blog, en el post de Yves Rocher. Gracias a él voy a estar más pendiente de los componentes de cada producto y, si tengo suficiente material, me gustaría publicar un post complementando el que ya hice. Así que muchas gracias por participar 😉

    Un beso!

  2. Hola Laura,
    gracias por tu visita. Desgraciadamente existen muchos laboratorios que todavía utilizan productos que no deberían utilizar, sin embargo resultan mucho más baratos…..Me extraña que Yves Rocher no haya optado por retirarlos, fui durante mucho tiempo consumidora de sus productos.
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *