Orientación - Sierra Entzia

Orientación en Opakua (Sierra de Entzia)

Llegamos a Agurain el viernes por la tarde, nos tomamos unos potes con unos buenos amigos.  Subimos con la furgo a Opakua donde encontramos a las organizadoras neskalatzaileakvamos a pasar la noche allí.  Nos cae una buena tormenta encima, con rayos y truenos, que nos sirve como música para dormir.  ¡¡Pero qué a gusto!!

Amanece y sigue escuchándose el txirimiri, todavía no ha cesado.  Miro por la ventana y no se ve a dos metros, hay una niebla muy espesa que me hace dudar si salir sola o no… ¡¡pero qué narices, a eso he ido!!  Tendré que aprender a orientarme también en esas condiciones.  Salgo la primera y casi llego la última.  Si es qué siempre la tengo que liar con algo….

Triángulo de salida, baliza 1, 2, 3, 4, 5….. wow!! he superado la número 5, no me lo puedo creer.  Tengo problemas con ese número, no sé que pensar.  Baliza 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14… ¡¡pero qué bien lo estoy haciendo!!!  Del tirón, sin desviarme a penas.  Txemi me da caza en seguida.

Orientación Sierra Entzia

Sorpresa:  ¡¡avituallamiento especial!!

Orientación Sierra Entzia

Parece que todo este tiempo de entrenamiento está dando sus frutos.  Pongo sonrisilla boba.  Trazo rumbo a la 15, unos 650m en línea recta.  El lugar está limpio y puedo atravesarlo sin problemas.  Límite de bosque, límite de vegetación…. primer camino, voy bien, segundo camino, perfecto… límite de bosque… ¡¡¡oooohhhh, qué bonitoooo!!!  ¡¡¡Cuantas floreeeeesss!!!  Una foto, dos fotos.

Orientación Sierra Entzia

Miro el rumbo y sigo.  Primera dolina a la izquierda y conjunto de piedras….. ¿y la baliza?  Un rodeo… ¿y la baliza?  ¡¡Venga no me jo…as!!  ¿Dónde está la baliza? ¿La habrán puesto mal?  igual está en un árbol y no en las piedras….. Un árbol, dos árboles, tres árboles… pues va a ser que no.  Venga, tranquila, tú echa para atrás y a ver.  ¿Cómo voy a echar para atrás, si la baliza tiene que estar aquí?…..  Una dolina, dos dolinas, más conjuntos de piedras…. ¡¡ostras, la valla!!  ¡¡Ya me acuerdo!! dijeron las neskas que había una valla pero que no salía en el mapa …….  A esas alturas tengo un batiburrillo en la mente y no observo nada extraño, ni sospechoso, nada que me haga recordar que las neskas habían dicho “en la baliza 6”, me ha llegado la onda 9 balizas más tarde.  Sigo la valla un metro, dos metros, tres metros…. igual está más adelante.  Pues va a ser que se acaban las dolinas.. ¿y si no son éstas? ¿y si son las de ahí enfrente?  Aquí hay conjuntos de rocas por todos lados.  No sé cuanto tiempo llevo izquierda, izquierda, derecha, derecha, delante, detrás….. así que saco el móvil y llamo a Txemi:  Oye, no tengo ni idea de donde estoy, igual me he salido del mapa, que lo dejo….. me vuelvo.  – ¿Pero dónde estás?  – (risas falsas)¡¡Y yo qué sé!!.  – Nooooooo, no te vuelvas, no seas tonta, vete a la carretera e inténtalo de allí mujer!!  – ¡¡Qué no, que paso!! (me esfuerzo por no hacer pucheros, ganas tengo…), – ¡¡Qué sí, que vayas a la carretera, ya verás como sabrás rectificar, es fácil!!  – Pero si salgo a la carretera, me va a dar igual, ¡¡yo qué sé donde estoy!!, bueno, es igual, a la carretera tengo que salir porque desde ahí me vuelvo, si lo veo yendo a la salida bien y si no pues nada.

Empiezo a retroceder, la valla me impide acceder a la carretera.  Dos metros, cuatro metros…. 40 metros…. ¿pues cuánto he andado yo?  Oigo los coches pero no encuentro por donde saltar.  Veo que la distancia entre los pinchos es bastante por lo que decido hacer un poco de contorsionismo y paso…. Llego a la carretera pero tengo que saltar otra vez, no sé donde me he metido, en un cercado seguro.  Parece que puedo hacer lo mismo que antes, pasar entre los pinchos pero esta vez no tengo tanta suerte y me engancho la camiseta, el gore-tex que llevo en la cintura, los pantalones….. No sé si me enfado más o me da risa.  Me desato el gore, me engancho la otra pernera, la manga de la camiseta…. me acelero, no quiero que pase algún coche y me vea ahí…. como una oveja huyendo del pastor.  !!Qué desastre, ahora sí que ya no quiero buscar la baliza de los co…nes!!  Salgo a la carretera y ni siquiera voy a paso ligero, total….. Me suena el móvil.  – ¿Qué pasa? – ¿Dónde estás? – ¿Pues en la carretera, dónde voy a estar? – ¿Pero no vas a ir a buscar la baliza? – ¡¡Pues no, que le den por saco!! –  ¡¡Qué pena!!  – Bueno va, voy… pero si tardo más de tres minutos lo dejo.   Entre tanto me doy cuenta que me he salido del mapa siete pueblos… acabo de ver la punta de la valla y sí está dibujada… ¿Pues qué era lo que me habían dicho en la salida?.  En fin, con mala gana pico la 15 y caigo en la cuenta que no es la número 5 pero tiene un número 5, me parece que tengo algún “mal ojo” con ese número, no sé, tendré que pedir que en mi mapa no me pongan esos números más, a ver si así lo hago bien.

Orientación Sierra Entzia

Orientación Sierra Entzia

Al cabo de media hora de llegar a meta ya no me acuerdo del cabreo, intento recordar porqué razón he hecho lo que he hecho, no lo entiendo, todo taaaaaan bien y la he liado como el último fin de semana en el Añarbe, ¡¡un desastre!!.  Decido que para la próxima vez que no esté la baliza ahí, no dar más de 4-5 minutos y volver sobre mis pasos o buscar otra alternativa porque seguro que me he equivocado…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *