Nanda Devi (7434m). Un proyecto hecho realidad.

El día 8 de mayo de este mismo año, ocho mujeres inquietas y con una ilusión en común parten hacia la India con el propósito de alcanzar la cima de la diosa de la alergría según cuenta la leyenda.

El Nanda Devi de 7434 m. es el propósito de estas alpinistas. Es el pico más alto del Garwhal indio y está rodeado por un circo de montañas que superan los seis mil metros de altura. Este gran circo de montañas es conocido como el Santuario.

La zona ha estado cerrada a las personas desde hace 20 años por lo que llegar allí ya es un mérito. A esta cima solo se puede acceder a través de las selvas del Valle de Ralam.

Hoy día es una Reserva de la Biosfera de la UNESCO con una regulación bastante restrictiva. A partir de 2003 y de forma muy controlada se empiezan a permitir visitas.

ESTE es el enlace para saber más a cerca de la expedición:

Los foreros de Mendiak.net, el mejor foro de montaña del mundo mundial, quisimos poner nuestro granito de arena:

Pincha aquí

y aquí

El día 20 de Octubre vinieron a Reus a la “Sala d’actes dels Xiquets de Reus” en la C/ Rosich, 4.

Tuvimos el placer de escuchar de primera mano todo lo ocurrido en la expedición y de paso felicitarlas de parte de todo Mendiak.net. Son unas mujeres extraordinarias, bravo por ellas!!!!!!

Nos lo explicaron todo desde el inicio, como surge la idea, como se pusieron en contacto entre ellas, lo que supuso poder encontrar financiación para el proyecto. Cuando por fin, ya está todo en marcha, los nervios y la alergría de los preparativos

Rosal Real fue quien proyectaba las imágenes e iba comentándolas una a una.


El resto de chicas que nos visitaron también expusieron sus impresiones contestando las preguntas que el público allí presente les hacía.

Me llamó muchísimo la atención el calor que dicen que hacía allí. Calculaban levantarse a las 2 de la madrugada para que, entre una cosa y la otra, poder salir a las 4. Por lo visto sobre las 7 la nieve ya era sopa, era algo increíble. Decidieron salir muchísimo más temprano para evitar ese problema, pero ni con esas por lo visto era horrible y era lo que propiciaba las avalanchas y el no poder avanzar como esperaban.

De izquierda a derecha: Marisa Puchades, Esther Fresneda, Luis (mi compañero), Mª José Martínez, Rosa Real, yo y Esther Vives.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *