Mallo Pisón (vía Pany-Haus 6a+) Mallos de Riglos

Junio 2008

Después de haber estado varias semanas seguidas escalando en Riglos decidimos probar algo más “grande”.  Parece que ya escalo algo más, pero no sé si tanto como para subir al Mallo Pisón, no hace mucho que estuvimos en el espolón Adamelo y me supe buscar la vida todo lo que pude, pero hacerlo en una chimenea es distinto.  Mis compañeros decían:  ¿y porqué no?, pues eso digo yo.  Donde no llegue con el brazo, llegaré con el pie y sino con una cinta o con un estribo.

La vía Pany-Haus se escaló la primera vez en 1946, lo hicieron Jordi Panyella (Pany) y Albert Casasayas (Haus).  Una vez metida en esa grieta, me hago consciente de la intrepidez de esos escaladores, con un equipo rudimentario como el que llevaban en esa época y el desconocimiento total de lo que irían encontrando, largo tras largo, hasta llegar a la cima.

Riglos_8

No he pegado ojo en toda la noche, las tripas se me retuercen una y otra vez, y tampoco lo pegaré en las siguientes, la adrenalina me correrá unos cuantos días por las venas.  Es muy temprano, somos tres cordadas, por lo que la escalada se preveé larga y no queremos que se nos haga de noche.  Hasta llegar al collado escalaremos dentro de la fisura, a la sombra.  Algunos largos son muy cortos y otros no tanto, lo que va dando un poco de descanso.  La dificultad no está mal, en general muchos largos de IV y V y uno sólo de 6a el cual se puede sacar en A0.  Escalar por esa chiminea que atraviesa las entrañas del Pisón no es lo mismo que hacerlo en una pared normal, se escala mucho en oposición, podría decirse que casi toda la vía.

100_3376

100_3408

100_3397

Para mí, el peor largo es el tercero, donde hay que superar una cueva abovedada de muy raro cogerse y de aspecto infranqueable.  En las reseñas que llevábamos se advertía que lo mejor era sacar el paso a la primera, sobretodo el primero de cordada y emplear la técnica del ramonaje.  Una caída para el segundo supondría tener que salir de allí ascendiendo por la propia cuerda ya que, tal cual están dispuestos los seguros (en el fondo de la cueva), la cuerda tira hacia afuera dejándote colgado, como una bonita lamparita de techo, sin posibilidad de agarrarte a ningún lado.  Mi compañero Josu lo hace con facilidad, se pone de espalda a la cueva y asciende en oposición (forma de X), igualito que una araña retrocediendo pared arriba.  Viéndole no parece complicado imitarle, pocas opciones hay para salir de ahí.  Impresiona el patio que hay delante, que estás viendo mientras tratas de salir.  Me toca a mí.  No se que hago que me quedo colgada justo como dicen que no hay que quedarse…… Gabi, el primero de la otra cordada se estira todo lo que puede hasta cogerme la punta del pie y llevarme hacia él para que pueda volver a empezar de nuevo, pero yo ya no quiero que me vuelva a pasar lo de antes….., me impresionó mucho el tirón que dió la cuerda al tensarse en el vacío conmigo del extremo.  Opto por la técnica “Circo del Sol” o “Pinito de Oro”, como se quiera.  Subo por su pierna, me pongo de pie en sus hombros…. pero sigo sin llegar al punto clave para salir de ahí, por poquito, así que no me queda otra que pisarle la cabeza para llegar donde quiero y justito.  Menos mal que desde abajo nadie puede ver lo que estamos haciendo allí arriba.  Creo que he librado el peor largo de todos.  Me iré preguntado conforme voy escalando el resto de largos:  ¿sería esa la técnica del ramonaje?

Los demás largos son espectaculares, escalar en oposición es una novedad que estoy disfrutando.  Otra dificultad más en el cuarto largo, un 6a que sacaré con un poco de habilidad.  Tengo gran cantidad de cordinos para usar como quiero y poder salir de allí sin ayuda, nunca he escalado con tanto desplome y no veo otra posibilidad que hacer alguna ñapa útil con lo que llevo.  Lo que queda por delante es ya para disfrutar hasta la cima.

100_3440

100_3430

100_3484

Aún hoy, cada vez que paso por esa carretera y veo los mallos, resuenan en mis oídos las risas y carcajadas, los gritos de “libreeeeeee” “reunióooooooon”, el tintineo de todo el material que llevábamos colgando.  Siento la adrenalina secuestrarme el corazón y la alegría compartida de aquellos memorables días que pase junto a grandes y entrañables amigos.

100_3516

100_3527

Mallo Pisón (vía Pany-Haus) 6a, V+ obligado.

330m

RESEÑA DE LA VÍA

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *