Litoral de Jaizkibel

11 de Junio de 2011

Jaizkibel abarca desde el puerto de Pasaia hasta el cabo Higer en Hondarribia (Gipuzkoa).  Es un litoral escarpado donde existen acantilados de más de 200 metros de altura.  Recorrer sus senderos es algo sorprendente y realmente hermoso.

Recovecos impresionantes, cortados vertiginosos y colores surrealistas.  Un entorno salvaje y virgen donde la soledad y la belleza del lugar calan hondo.

Hace poco que estoy recorriendo la montaraz Guipuzkoa, se ha ido adentrando en mi corazón con una fuerza indómita dejando una huella indeleble……. para siempre.  Esta es una de las rutas que me dejará realmente impresionada.
El recorrido va a ser largo y tocará superar un desnivel importante pese a la poca altitud de sus cimas más altas.  Hay que salvar barrancos que a simple vista parecen inexpugnables e ir recorriendo toda la linea de costa aprovechando la bajamar existente a esas horas.  En total nos saldrán unos 1400 metros de desnivel positivo y 27km.
Empezamos a andar desde Errentería y volveremos al punto de inicio después de unas cuantas horas seducidos por el hechizo de ese pedazo de costa cantábrica.

Llegamos a Pasaiako portua y seguimos avanzando.

 

Continuamos por sendero aéreo donde se aprecia la abundante vegetación del entorno

 

Desde aquí lo que nos queda por delante parece amable…. pero solo lo parece.  El sendero es una mullida alfombra de hierba entre helechales.
Al fondo se aprecia la entrada al puerto que ya hemos dejado atrás.
Hay que descender por el barranco de Grankanto para volver a remontarlo.  Esos primeros tramos no dan tregua.

 

Encontramos un bonito ejemplar de Dactylorhiza Fuchsii, orquídea silvestre que me sorprende descubrir por estas laderas.

 

Seguimos subiendo.  La belleza del lugar es impresionante.
Paramos innumerables veces para contemplar el soberbio espectáculo.
Bonitas libélulas al sol nos distraen de nuestro objetivo, jueguetonas van de un lado a otro y nos abstraemos fotografiándolas.

 

 

Acantilados que vamos dejando atrás

 

Es una montaña rusa al borde del mar.

Algunos tramos de sendero se pierden entre las asombrosas figuras que parecen decorar el litoral.
Llegaremos en breve a una zona de cabañas, antiguos secaderos de algas, donde podremos abastecernos de agua.  Abajo se ve la cala de Azabaratza y toda la rasa mareal.

Formas sorprendentes y llenas de color salpican el lugar.

 

Creo que nos va a llevar más tiempo del que inicialmente habíamos previsto terminar la ruta.  Si es la primera vez que se visita Jaizkibel hará que añadir algunas horas más al itinerario diseñado.
Una diversidad cromática singular y asombrosa.

 

 

Jaizkibel es de una belleza única.

 

Llegamos a la playa de los fósiles.  Las formacines rocosas de la misma recuerdan a diversos animales, objetos y otros elementos convertidos en piedra, es un lugar realmente curioso.

 

Sorprendemos a cientos de cangrejos los cuales corretean de un lado a otro buscando cobijo en nuestra presencia.

 

Corazón fosilizado.

 

El sol se va poniendo tiñiendo de plata el Cantábrico y vivificando los tonos de las rocas.

 

Detalle de las rocas:  arenisca.

 

 

Nunca había observado unos contrastes de color tan increíbles en una roca.

 

 

Me acerco y acaricio semejante escultura natural….  la arena se me escapa entre los dedos, fina y fresca.  Parece disolverse.

 

Tengo la sensación de que detrás de tan agreste visión existe un corazón delicado.  La erosión es la encargada de hacernos partícipes de una combinación extraordinaria de fuerza y debilidad.

 

La roca se retuerce como un pliegue de tejido al viento creando inverosímiles formas.

 

Formas caprichosas.

 

Una increíble obra maestra de la naturaleza difícil de olvidar.
En Jaizkibel existen al menos 5 especies vegetales y más de 40 especies faunísticas  (aves,

anfibios, reptiles, mamíferos) de interés comunitario y protegidas por la Directiva Hábitat. En cuanto a la parte
marina, más de 30 especies y 7 hábitats se encuentran protegidos por la normativa u otros convenios
internacionales  (http://www.berdeak.org/)

 

3 comentarios

  1. ¡Aupa Joana!
    Bonita ruta habeís realizado, ¡buenas fotos! y coincido con tus observaciones-un entorno salvaje y virgen donde la soledad y la belleza del lugar calan hondo.
    ¡¡ENHORABUENA!!
    Conozco muy bien este monte pues me queda al ladito de casa, lo utilizo para patear y para pescar.
    http://caminandoentrelaargoma.blogspot.com/
    http://casipesco.blogspot.com/

    Un saludo montañera y a seguir disfrutando

  2. Gracias por tu visita Juanjo. Por muchas fotografías de Jaizkibel que he visto en el pasado para nada han hecho justicia del entorno tan precioso que tenéis. Me tiene enamoradísima.
    Saludos.

  3. Jaizkibel es algo impresionante…
    Ya hace muchos años quel o visité.. y al ver tus fotos y leerte.. me trae buenos recuerdos y sensaciones de momentos pasados..
    ;-))

    Un abrazo lleno de montañas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *