Gran Astazou (3071m). Mi primer 3000

Pensé, llegué a creer que me estrenaría con el Perdido y no, este aún se me resiste.

En el mes de Julio (2006), Marc y Carmina nos dijeron de acampar en el Balcón de Pineta y subir el Grand Astazou (Astazou Oriental, 3071 m), aún tenían que hacer unas cuantas fotografías para su libro. Decidimos acompañarles.

Me pareció genial ya que el año anterior, en agosto, habíamos estado en el Balcón y fue algo que me conmocionó sobremanera. Primero fue el hecho de haber llegado allí arriba cuando era la segunda vez que calzaba unas botas de montaña y lo segundo contemplar el glaciar del Perdido cuando no esperas encontrártelo tan cerca. Me costó trabajo contener las lágrimas. Apenas estuvimos unos 20 minutos, se nos hacía de noche y aún había que bajar por lo que dijimos que tendríamos que volver para poder estar más tiempo y así disfrutarlo.

Llegamos a la zona de acampada que hay antes de llegar al Parador Monte Perdido un viernes por la noche. Bien temprano iniciamos nuestro ascenso hacia el Balcón. Volvía a mi el recuerdo, emocionante, todavía fresco, de la última vez que subí por aquel tortuoso camino.

(Para ver las fotografías más grandes solo hay que clikar en ellas)

(fotografía de Marc )

Esta vez, con mucha más calma pude apreciar los pequeños tesoros que siempre se nos escapan por ir tan deprisa.

Pequeños y también grandes, majestuosos, divinos.

Lo que siento una vez llegamos arriba vuelve a ser indescriptible. No se porque razón me emociono tanto cuando estoy allí. No lo se.
Creo que este es uno de los Valles más hermosos que he contemplado nunca. El Valle de Pineta.

Nos sentamos enfrente del glaciar un buen rato y poco después seguimos hacia el refugio de Tucarroya.

Allá al fondo se ve nuestro objetivo.

Pese a ese calentamiento del planeta aún encontramos neveros (mes de julio a 2500 m de altitud).

Quien me iba a decir a mí que el mes siguiente iba a subir al Cilindro, mi 7º 3mil. (detras de mí)

Al llegar al lago de Marboré y ver donde estaba situado el refugio (refugio de Tucarroya) decidimos montar las tiendas allí mismo. Un lugar magnífico para pasar la noche, no creéis? Para quien no lo sepa, el refugio está encajonado en esa brecha que se ve en el centro de la fotografía.

Contemplé una de las mejores puestas de sol de mi vida, eso por no hablar del amanecer. Son esos los momentos los que me llenan, los que me hacen entender el porque de la vida

A la mañana siguiente el espectáculo fue aún mejor.

Enseguida emprendimos la marcha. Conforme caminaba iba volviendo la cabeza.

Subimos por el corredor que separa los dos Astazou, Swan. Una vez en el collado solo hay que seguir la esbelta arista hasta la cima. Para acceder a ella hay que trepar por las terrazas escalonadas que tiene hasta su cumbre. En la fotografía pueden apreciarse los escalones.

(fotografía de Marc )

Aquí estoy yo a pocos metros de la cima.

Conforme vamos avanzando el patio, sobretodo hacia el lado francés es impresionante.
Petit Astazou (3012 m). Descomunal tobogán hacia Francia.

Cima del Grand Astazou.

(fotografía de Marc )

Las vistas desde allí son realmente imejorables, extraordinarias, maravillosas.
Allí abajo el lago Marboré.

Recuerdo, durante la ascensión, que no estaba nerviosa, tampoco en el descenso. Sentía una emoción calmada, sosegada, plácida. Me sentí pletórica en la cima. Esa sensación recorría todo mi cuerpo, despacio, a cámara lenta, lo notaba por todos los rincones, absolutamente en todos. Era como estar en una nube, algo fascinante. Quizás esa sensación es la que me empuja a subir más allá de los 3000 metros, aunque cada vez la percepción ha sido mucho más fuerte, más enérgica. Debe ser la falta de oxígeno, no lo se.

Cuando estoy en casa, lo añoro, el corazón me da un vuelco, noto millones de mariposas en el estómago que solo se me calman cuando estoy cerca de mis montañas, cerca de las nubes, cerca del cielo.

9 comentarios

  1. falta la foto de record dalt el cimmmmmmmmm…

    salut. joan

  2. Buenas fotos y mejor relato. El valle de Pineta desde el Balcón es realmente majestuoso.

  3. No t’entenc Joan, la foto de record?? hi ha una dalt del cim que estem: el Marc, la Carmina, el Lluïs i jo.
    Es aquesta, no?

  4. La zona es preciosa,aunque nunca hemos subido al Gran Astazu.
    Tantas cosas pendientes tenemos por esa zona …Mica en mica!

    Un saludo y que ya hemos regresado de estas dos semanas de vacaciones ahora toca cambiar ‘el chip ‘que sera lo mas durillo,sera la famosa depresion post-vacacional ,digo yo jaja!!

    Vagi be!

  5. Preciosas fotos…de verdad…

    Cuándo contemplo tanta maravilla…
    al igual qué tú… suelo entender un poco más el sentido de «mi» vida…

    Saludos cronopianos…!!!! ;-)))

  6. Ya te deje mi meil en tú correo…
    Un abrazo… :-))))

    Nos leemos… (glups… ya no te he tratado de ud….!!!!! :-)))))

  7. Un plaer haver compartit amb vosaltres el vostre primer 3000. La veritat és que va sortir un cap de setmana rodó tot i que les previsions franceses parlaven de tormentes tot el cap de setmana. Quina sort vam tenir.

    És un dels recorreguts més productius que hem tingut de cara a les fotografies del llibre.

  8. Estoy de acuerdo contigo en que el valle de pineta es uno de los mas impresionantes que puedes ver. Nosotros estuvimos hace un par de años aunque solo llegamos hasta la cascada, de imponencia impresionante. Ya que el tiempo se nos estropeo y empezo a caer una de esas tormentas de verano que nos impidio llegar hasta el balcon y el lago. En otra ocasion sera y siempre sera una escusa para volver.
    Las fotos estan muy bien y me traen buenos recuerdos.

  9. El pasado verano hice ese mismo recorrido y ver tus fotos y leer tu relato han conseguido que llegaran a mí una vez más aquellos inolvidables recuerdos. Este verano espero volver allí mismo para que mis amigos se queden con la boca abierta. Gracias por las fotos porque las he disfrutado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *