Desde el bosque de Poblet

No recuerdo la fecha de este día. Tal vez un fin de semana de principios de invierno cuando aún estaba recuperándome del esguince que me hice en el tobillo a principios de Diciembre.

Estos son los gratos recuerdos de la vida. Los regalos que nos ofrece.

Algo que llena la caja vacía cuando pienso que estoy despierta y luego no se si es que estoy dormida…….

Abro la tapa y contemplo un cielo de nubes, es entonces cuando me da vértigo tan solo imaginar que es lo que puede haber dentro de ella.

Fuera si lo se, un mundo lleno de color, lleno de cosas bellas que poder contemplar. Cosas que te recuerdan a lo mejor cual es el sentido de todo este embrollo. Tal vez, si hay un significado, lo encuentre recordando los paisajes que vi un día. Como éste, por el bosque de Poblet.

Se oye un dulce murmullo de agua si te quedas quieto y cierras los ojos.

 

2 comentarios

  1. las fotos son muy bonitas, de las mejores que has puesto.

  2. Las fotos muy chulas..ya vemos que este espacio esta tomando forma..¡¡Enhorabuena porque esta quedando molt be!!

    Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *