ALDURA

Poco más de 250m de desnivel y casi 6km con olor a hongo, alfombra de castañas y hayucos.  Es un recorrido solitario y precioso, sobre todo al llegar a las inmediaciones del bosque de Urdaburu, para trotar un buen rato.
 Sube y baja continuo donde poder llenar los pulmones a placer.  Todavía alguna cuesta se me atraganta, pero el avance no está nada mal, ya no tengo la necesidad de pararme tantas veces.  Me voy con el pensamiento y el entusiamo de volver pronto por esos parajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *