Aguja Cadier (3022m) y Picos Frondellas (3064m, 3071m, 3055m)

Agosto 2008

Tal vez fue la revista Desnivel de ese mes, con su impresionante foto de portada, la que me hizo decidirme a dar una vuelta por ese lugar tan increíble del Pirineo central. Rescantando otra Desnivel de hacía un año más o menos (nº 253) no puedo evitar echar un ojo a ver que hay pero uufff, no sé yo.   Como el que no quiere la cosa y sin darle mucha importancia empiezo a buscar información en la red sobre la ascensión de esas cinco montañas, la Aguja Cadier o también conocida por el Pico Anónimo o Pico Heredia y las 4 Frondellas, que en algunas reseñas sólo son dos, o tres, no sé, en el mapa son 4. Eso por no contar con la disparidad de altitudes para estos picos. Las que dejo en esta crónica es según describe Juan Buyse en el libro “Los Tresmiles del Pirineo“.

De toda la información que encuentro, o bien se sube desde los lagos Arriel y se hacen una o dos Frondellas, o desde el refugio Respomuso se accede a la Aguja Cadier, dejando estar los otros picos, o directamente pasan de todo y hacen Balaitús (porque de éste sí que hay infinidad de reseñas). Poca cosa más que me aclare si aquello está a nuestro alcance. Encontraré solamente una reseña al respecto que accede a la Aguja y luego algo más sobre como llegar a la Frondella Norte.

Llegaremos a Respomuso un sábado a las 11.20 de la noche, hemos hecho todo el camino con los frontales. Uno de los guardas, muy amablemente nos ha dejado una nota en la puerta del comedor para indicarnos cuales son nuestras literas y que al día siguiente ya hablaríamos. Los planes son los siguientes:  Respomuso-Aguja Cadier-Frondella Norte-Pico de la Frondella-Frondella Central-Arista Wallon-Lagos Arriel-bajada al GR-embalse de la Sarra.

Menos la arista Wallon lo demás lo hicimos todo. Esa arista está sumamente descompuesta y, al menos a mí, no me pareció buena idea bajar por ella. Las demás aristas que vi por aquella zona… espectaculares…. quedan registradas en la libreta de “pendientes”.  Frondellas Occidental quedó también en el tintero debido a que las referencias eran de un acceso un tanto complicado. Al llegar a la cima de la Frondella Norte nos dicen, que hay una vía normal para acceder, sin muchas complicaciones, pero ya es bastante tarde y como no entraba dentro de nuestros planes pues lo dejamos correr.

Nos llevamos cuerda y demás cachivaches, no sabemos con seguridad si lo vamos a utilizar aunque llevo la certeza dentro de mí de que sí. También cargamos con crampones y piolet, nadie nos ha sabido decir si todavía está el nevero que hay en la chimenea de acceso, sabemos que en esa orientación aguantan durante bastante tiempo, que es una zona umbría y sabemos también que la inclinación anda sobre los 35-40º, así que no queremos volvernos una vez llegados allí.  El sendero de ascenso, es el mismo que lleva al Balaitús. Delante nuestro va un grupo de gente. El camino no da tregua, es empinado y hacen que las legañas se caigan de los ojos inmediatamente. Tengo que ir calladita, si abro la boca el corazón se me sale……. igual lo mejor hubiera sido dar una vuelta al embalse, para calentar, antes de empezar a subir por ahí, en frío y con el peso a nuestra espalda resulta agotador.

P8300009

P8300029

En breve el grupo que va delante se desvía a la izquierda, ya no veremos a nadie más en todo el trayecto salvo en las crestas y cumbres cercanas a nuestro primer objetivo.  La arista del Diablo me dejará atontada prácticamente hasta llegar a la chimenea que lleva a la aguja. Menos mal que hay hitos por el camino y no es preciso prestar mucha atención porque es que no puedo dejar de mirar.  Tampoco puedo dejar de mirar la arista Le Bondidier, otra maravilla que me dejará tejiendo planes futuros y que tambien está en la libreta de “pendientes”.  La verdad es que me llaman muchísimo la atención.  Ahora, en lugar de seguir hacia la brecha de Latour, seguiremos unos hitos que nos llevan hacia la izquierda de una mole un tanto característica. Remontaremos hasta llegar a un collado que tenemos delante.   Yo sigo mirando la otra arista ……..

P8300038

P8300041

Hemos llegado bastante arriba, nos evitaremos así tener que subir por todo el nevero. De todas formas tendremos que cruzarlo en horizontal para luego remontarlo unos cuantos metros más y salir a la roca sorteando una rimaya que, desde donde estamos no se ve. Luis, mi compañero de ruta, duda si trepar por las rocas pero al intentarlo esa rimaya lo echa para atrás. Decidimos cruzarlo. Al superar el nevero vemos que la chimenea no es menos de II+ o quizás III (comparándola con los resaltes de los últimos corredores le damos III, pero no toda, yo no sé como se gradúa en el monte estos pasos pero desde luego que II no era) y encima está mojadita. Luis sube sin asegurar pero cuando voy a hacerlo yo no lo veo claro así que le digo que eche la cuerda.  Tal vez la nieve ha retrocedido y lo que nos habían dicho sobre ese paso quizás ya no era igual o quizás estábamos en otro sitio, que también puede ser.

P8300073

Una vez superados estos metros (unos 15 aprox.) seguiremos por otra chimenea mucho más sencilla y con piedra suelta.  Ahora tendremos que trepar hasta la brechita que hay a la izquierda  y luego seguir hacia la derecha. Arriba encontraremos unos hitos que nos dicen más o menos por donde continuar trepando.

La roca, aunque parece otra cosa, da mucha seguridad, hay buenos agarres y la mayoría son firmes.  Ya solo quedan los últimos metros. No le doy menos de II+, incluso hay algún pasito (poca cosa) muy interesante, tanto que no querré destreparlo, así que la vuelta la haremos rapelando hasta el colladito, hemos llevado la cuerda hasta allí…. pues vamos a usarla. No es complicado pero sí muy expuesto. En la cima caben dos persona justitas, imposible poner el disparador y salir corriendo para que los dos salgamos en la foto.  Aguja Cadier (3022m).

P8300074

Cadier-Frondellas4
Aguja Cadier (3022m)
Aguja Cadier-Frondellas
En rojo por donde hemos subido a la Aguja Cadier y en amarillo por donde hemos bajado rapelando. Impresionante, detrás, Balaitús (3144m)

 

En frente tenemos el siguiente objetivo. Frondellas Norte, visto desde la cima de la Aguja parece que hay hitos, pero no estamos del todo seguros. Bajamos al colladito y seguiremos la cresta.  En los primeros metros hay una trepada no muy difícil (II) pero sí muy expuesta.

P8300103

P8300116

En verde por donde hemos ascendido. En rojo la parte más difícil (II expuesto)
En verde por donde hemos ascendido. En rojo la parte más difícil (II expuesto)

 

Segundo tres mil del día. Frondellas Norte (3062m) Realmente ha sido una gozada llegar hasta aquí. Con la poca información que llevábamos y sobretodo la incertidumbre sobre si acabaríamos enriscándonos como el finde anterior y tener que dejarlo para otra ocasión. Una satisfacción increíble. De ahí al Pico Frondella por la arista destrepando y trepando pasitos “emocionantes”, fáciles eso sí, pero aéreos.

Frondellas--Norte
Frondella Norte 3064m

Tercer tres mil de la jornada. Pico Frondella (3071m). Allí alguien me dice que mi casco le suena y que yo soy Miranda (mi nick en mendiak), echamos unas risas, pero si es que parece que lo llevamos escrito por todas partes.

Pico Frondella 3017m
Pico Frondella 3017m

Ahora ya sólo queda un paseito con las manos en los bolsillos como aquel que dice y cuarto tres mil del día, Frondella Central 3055m. Haremos el descenso hacia los lagos de Arriel. La bajada a los lagos es interminable pero al llegar a ellos a uno se le olvida ese pedregal del demonio.  Al llegar a los lagos sentí deseos de bañarme un poco, el calor sofocaba, deseos que desaparecieron inmediatamente después de meter los pies ¡¡¡qué fría!!! Lo dejé en un gélido baño de dedos.

P8300126

Frondella Central 3055m con el Balaitús al fondo
Frondella Central 3055m con el Balaitús al fondo

P8300159

P8300164

P8300165

 

P8300190
Pico Palas (2974m)

Seguimos bajando, de ahí hasta el embalse de la Sarra. No puedo dejar de mirar atrás, el Balaitús no nos quita ojo y yo tampoco a él…. me tiene el corazón robado.  Es un montañón se mire por donde se mire.  Con media sonrisilla me voy de allí con la ilusión de otra nueva ascensión en mente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *